Si te gusta el wakesurf y quieres mejorar tu ola, el wakeshaper es la respuesta

La aparición de los dispositivos de wakesurf está cambiando este deporte. Ahora, cualquier lancha de wakeboard o esquí acuático puede crear la ola perfecta con la que antes sólo se podía soñar.

La cantidad de aparatos disponibles de este tipo se ha disparado en los últimos dos años y, tras algunos diseños poco fiables o complicados de instalar, parece que el sistema de fijación con ventosas de succión ha venido para quedarse. Las ventosas de succión aportan facilidad y rapidez en la instalación, al tiempo que su capacidad para fijarse al casco es de total confianza. Otra característica que puede tener gran importancia es la flotabilidad del aparato, lo que evitará más de un disgusto.

Cómo funciona

Con la adquisición de un wake shaper posiblemente tengas que replantear toda tu estrategia de wakesurf. Hasta ahora la preparación del barco para hacer wakesurf  incluía entre otras cosas mover todo el lastre posible hacia la banda donde el rider se situaba. Además, lo normal en la mayoría de los barcos era que necesitaras un buen montón de amigos para añadir más peso y hacer una ola decente. Con el wake shaper ya podrás hacer wakesurf aunque sólo vayáis dos en el barco y además el barco deberá estar lastrado de manera equilibrada entre las dos bandas.

El wake shaper se instala en la banda contraria a donde se vaya a hacer wakesurf y totalmente sumergido, ligeramente por debajo de la línea de flotación. En general debe situarse lo más atrás posible, si bien puede jugarse con la posición exacta para modificar la ola y ajustarla a tu longitud y altura preferidas.

Lo que hace el wake shaper es alargar el flujo de agua en el lado opuesto de la embarcación, obligando al agua a converger más atrás. Esto atrae agua hacia el lado opuesto de la embarcación creando una ola más larga, alta y con más empuje.

Entre los diferentes modelos disponibles de wakeshapers para wakesurf, los más destacados por su calidad y eficacia son:

Roswell Deflector Wake Shaper

Roswell debutó con su Deflector Wave Shaper en 2017. Se trata de un dispositivo de wakesurf que usa ventosas y que está hecho de materiales marinos ecológicos y de una altísima durabilidad.

Sus grandes ventosas proporcionan un mejor agarre y retención, pero además el dispositivo flota en caso de una liberación accidental.

Es de un tamaño mayor a otros dispositivos, lo que mejora especialmente la ola en barcos de 23 pies o más.

Puede instalarse en ambos lados del barco en cuestión de segundos.

Eight 3 Wakesurf Blade

El último modelo en incorporarse es el Wakeshaper Blade de Eight  3. Cuenta con la garantía de pertenecer a Ronix, una de las marcas líderes del mundo del wakeboard.

Se ha probado en todo tipo de embarcaciones, modernas o antiguas, de esquí y wakeboard, con excelentes resultados en todos los casos.

El asa que incluye facilita el montaje rápido mediante ventosas de succión en cualquiera de los lados del barco.

Ofrece una gran superficie de deflexión y su ángulo se ha considerado crítico para mejorar la ola por lo que ha sido muy estudiado por los ingenieros de Ronix. Y por supuesto, flota.

Por supuesto recuerda que sólo es seguro practicar wakesurf en barcos intraborda de eje, tanto directo como V Drive. Hacerlo con barcos fueraborda o intrafuera borda puede ser muy peligroso.