Los “tres eventos” en los que un esquiador acuático puede participar

Figuras

En esta modalidad, los atletas realizan figuras con un solo esquí sobre la estela del barco, ejecutando tantos trucos como puedan durante dos sets de 20 segundos. Uno es para trucos de mano, el otro para trucos con el pie (se ejecuta con un pie en el palonier). Cada truco tiene un puntaje establecido y no se pueden repetir. Al final de ambas ejecuciones, el esquiador registrará una puntuación que se basa en el valor numérico asignado a cada uno de los trucos realizados con éxito. El recorrido es de aproximadamente 175 m. de largo, y está marcado en ambos extremos por 2 boyas fijas, colocadas a 15 m de distancia.

Se trata de una disciplina que exige un alto nivel de equilibrio, habilidad y creatividad. A diferencia de otras disciplinas clásicas, te enfrentas al reloj y te juzgan por el rendimiento de tu selección de figuras trucos.

Slalom

Con un solo esquí, los competidores atraviesan un recorrido con seis boyas fijas situadas a 11,5 m. a los lados de una línea central, alrededor de las cuales deben girar. La cuerda se acorta con cada pase exitoso y, a medida que la cuerda se acorta, los esquiadores necesitan usar más el impulso de sus giros y extender el cuerpo para girar alrededor de la siguiente boya. El atleta que rodea la mayor cantidad de boyas con la cuerda más corta gana. Dependiendo de la categoría y/o nivel de habilidad de un esquiador, la longitud de la cuerda puede variar entre 18,25m a una increíblemente corta 9,50m. La velocidad máxima es de 58 Kmh. para hombres y 55 Km./h. para mujeres.

El esquí de slalom es probablemente la disciplina más popular entre los esquiadores aficionados.

Saltos

Se utilizan dos esquís largos. Como en salto de esquí en invierno, los atletas se elevan gracias a una rampa, en este caso de aproximadamente 1,8 metros de altura. En la versión de esquí acuático, sin embargo, no hay puntos de estilo. Los esquiadores son arrastrados por una lancha  hacia una rampa de hasta 1,8 m. y llegan a saltar más de 70 metros.

El salto de esquí es, con mucho, la disciplina más extrema de las tres, por lo que se usa siempre casco y n traje acolchado.

La  boya de inicio para recorrido de salto se coloca aproximadamente a 210 m. de la rampa, lo que proporciona una referencia para que los mejores saltadores comiencen una secuencia de cruces de estela agresivos para maximizar su velocidad al acercarse a la rampa de salto. La velocidad del barco para este evento está determinada por la categoría del esquiador, y oscila entre 48kph y 57 kph.

Cada concursante tiene derecho a 3 saltos / pases o caídas desde el momento en que comienza. Se marca un salto cuando el esquiador pasa por encima de la rampa y aterriza sin caerse y se basa solo en la distancia horizontal del salto.

En la modalidad extrema “Fly High”, se han llegado a saltar 300 pies (91,5 metros) a una altura de más de 10,5 metros.

 

Por último, otras disciplinas contempladas por la IWW son:

  • Barefoot (pies descalzos)
  • Carreras
  • Discapacitados
  • Show
  • Cableski
  • Y por supuesto, wakeboard y cable wakeboard

¿Alguna duda? mira este vídeo