X

Cómo montar las botas de wakeboard

En este tutorial te enseñamos cómo encontrar la postura de wakeboard perfecta

Esta guía es útil tanto para los que se inician en este deporte como para los que ya llevan tiempo practicándolo.

La idea básica del wakeboard es mantenerse con la tabla sobre agua. Parece bastante simple, pero es mucho más fácil conseguirlo si tu cuerpo está bien colocado sobre la tabla. Muchas veces una buena posición ayuda a evitar caídas y desequilibrios.

Por tanto, tener las fijaciones / botas colocadas correctamente en la tabla de wakeboard es importante para mantener la seguridad y la comodidad.

La forma en la que un rider se mantiene sobre su tabla de wakeboard se llama «stance». Hay diferentes stances que funcionan mejor en usuarios principiantes, intermedios y avanzados.

Las tablas de wakeboard y las placas de las botas, vienen con múltiples orificios que permiten cambiar fácilmente el ángulo y la posición de las botas en la tabla.

Anchura (separación de las botas)

La anchura a la que se separan las fijaciones se puede determinar simplemente manteniéndose en postura natural erguida sobre el suelo y dando un salto. La forma en que tus pies aterrizan naturalmente en el suelo será la anchura con la que colocará tus fijaciones. Por lo general, es la distancia del ancho de los hombros o un poco más.

A partir de la postura natural, se pueden hacer correcciones: una posición más cerrada aporta un control más rápido sobre tu tabla. Montar en una postura más amplia, nos da aterrizajes más estables.

Ángulo de las botas

El ángulo que se da a las fijaciones es algo muy personal.

Si estás de pie con los pies juntos de modo que apunten hacia adelante, tus pies estarán en cero grados de rotación. A partir de ahí, lo normal es montar las botas a entre 12º y 15º en ambas fijaciones.

Un truco para determinar nuestro ángulo natural es ponerse en cuclillas. El ángulo al que se queden los pies, es el que deberemos replicar al montar las botas.

Montaje según el nivel

Además de ser algo personal y que puede ir ajustándose con el tiempo, hay algunos consejos básicos de montaje según nuestro nivel de wakeboard.

Lo normal es que el montaje sea simétrico. Algunas posiciones asimétricas puedes ser útiles, si bien hay que tener en cuenta que pueden limitar el desempeño en «switch» (al girar la tabla 180º).

Iniciación

Esta postura es buena para aprender a salir, técnica de giro y saltos básicos.

La fijación trasera debe ir bastante hacia atrás en la tabla para que la mayor parte del peso del rider presione la quilla trasera, haciendo que la tabla sea más fácil de controlar y navegar.

La bota trasera: cero grados de ángulo en la posición más trasera del tablero.

La bota frontal: apunta hacia la parte frontal del tablero en un ángulo de 15 a 27 grados.

Las botas separadas a una distancia natural.

Intermedio

Una vez que hayas pasado algo de tiempo en el agua y tus habilidades hayan mejorado, puedes comenzar a mover las fijaciones un poco hacia adelante.

Los trucos tienden a ser más fáciles con las fijaciones más cerca del centro de la tabla. Una postura centrada ayuda en los giros, navegación inversa y trucos en la superficie.

La bota trasera: de cero a diez grados.

La bota frontal: aproximadamente 18 grados.

A medida que te conviertas en un rider más avanzado, podrás reducir el ángulo del pie delantero.

Avanzado

Una vez que llegues al punto en el que te sientas cómodo yendo hacia adelante y hacia atrás, es hora de intentar montar en una postura más neutral. Esta postura es la que más se parece a la que tienes cuando estás de pie, con los pies ligeramente inclinados hacia afuera, algo así como la postura de un pato. Esta posición te da libertad para hacer los mismos trucos en cualquier dirección.

La bota trasera: unos 10 o 12º

La bota frontal: unos 10 o 12º

Tendencias y estilos

Una variable que puede influir en la separación de las piernas es el estilo: detrás del barco o en el cable.

Haciendo un poco de historia, a lo largo de los años, la evolución del wakeboard ha influido en las posturas. A medida que ha ido aumentando el tamaño de las estelas de los barcos, la anchura de la postura ha ido aumentando también, con la idea de que una postura más amplia ofrece mucha más estabilidad y control. Sobre todo porque la estela del barco tiene energía multidireccional. Es decir, la estela ofrece transiciones cortas, variables y abruptas en comparación con las rampas más largas e inmóviles del parque de cable. Además el estado del agua en el aterrizaje puede ser imprevisible. Así que montar con una postura ligeramente más ancha detrás del barco, da al rider más estabilidad en la estela.

Por tanto en el cable el ancho de la postura tiende a ser más estrecho por el tipo de rampa y el aterrizaje sobre aguas planas y tranquilas. Desde el punto de vista de la prevención de lesiones, las piernas más juntas alinean las piernas más cerca del resto de su cuerpo. Esto es ideal porque una mejor alineación con el cuerpo distribuye el impacto de manera uniforme a través de las rodillas. Ir con las piernas muy separadas en el cable puede causar un impacto directo y una presión desigual en las rodillas, las articulaciones de la cadera y la zona lumbar, causando más estrés negativo en el resto del cuerpo. Por tanto el beneficio físico de este stance es que se genera menos tensión en las articulaciones y los ligamentos en los aterrizajes.

 

Consejo: antes de tirarte al agua, asegúrate siempre de que las fijaciones estén perfectamente ajustadas dando un apretón a los tornillos. Esto ayuda a prevenir lesiones o simplemente a no estropear un día de wakeboard por perder un tornillo.