Cuando se trata de divertirse en verano, pocas cosas pueden compararse a hacer wakeboard, ya sea en mar lago o pantano. Tanto si te estás iniciando como si lo haces desde pequeño, todos queremos mejorar en este deporte increíble cada vez que vamos a practicarlo.

Si estás buscando un desafío para la próxima vez que te pongas la tabla de wakeboard, prueba estos trucos. Desde el nivel principiante hasta las maniobras más avanzadas y técnicas, estos son cinco trucos que todo rider de wakeboard debe tener en su repertorio:

1.- Cruzar la estela
Uno de los trucos más básicos que cualquier wakeboarder debe saber hacer es cruzar la estela.

El cruce sin salto comienza con el rider saliendo fuera de la estela y cruzando ambas olas con un ligero ángulo.

Absorbe la estela con las rodillas a medida que vas sobre cada lado y asegúrate de permanecer en un canto todo el recorrido a través de la estela.

2. Ollie
Una vez que hayas dominado el paso de la estela, estarás listo para empezar a saltar.

El ollie es uno de los trucos de salto más básicos, pero sigue siendo un buen desafío.

Desde el ángulo que debe llevar la tabla a la distribución del peso, o el momento en que hacer saltar la tabla fuera de la estela, hay muchos consejos y técnicas deben aprenderse para dominar el ollie.

  1. Ve recto con el palonier en la mano principal y el brazo ligeramente doblado.
  2. Mueve tu peso a la pierna trasera, liberando la pierna delantera.
  3. Levanta rápidamente la pierna delantera.
  4. Empuja hacia el agua la punta de la cola y lleva la pierna trasera hasta la pierna delantera, nivelando la tabla.

Olie en wakeboard3. Giros de superficie
Si estás comenzando a hacer trucos de wakeboard, el 180 en superficie debe ser el primero que domines.

Equilibrio, estabilidad, distribución de peso, control del palonier con una mano; Todas estas técnicas son cruciales para dominar los giros de superficie.

Hay dos cosas que inician un giro controlado: mover el palonier al lado opuesto a la dirección que deseas girar y avanzar las caderas hacia el palonier. También influye la posición de la cabeza. Si tu cabeza gira primero, tus hombros la seguirán, lo que te alejará de tu eje. Su cabeza debe moverse en último lugar en la mayoría de los giros.

4. Grabs o agarresAgarre de cola
Si buscas un truco más avanzado, un tail grab o agarre de cola es un gran primer paso después de haber dominado el ollie.

5. Salto de la Estela
Una vez que pienses que ya dominas todos los trucos para principiantes, estás listo para saltar la estela.

Saltar es a lo que todo wakeboarder aspira y estos son los pasos que debe seguir para conseguirlo:

Empieza practicando el salto en el lado de talones. Ve lo más lejos posible de la estela y comienza un canteo progresivo. Comienza lentamente y ve cerrando más y más el giro, metiendo más peso en los talones y cogiendo más velocidad, según te aproximas a la estela. Puede ayudarte fijar tu mirada en el punto por el que quieres entrar a la estela.

El truco para un gran salto está un momento antes de llegar a la estela. Justo antes de que esta empiece, hay una pequeña depresión. Debe llegarse a ese punto bien estirado y con las piernas casi rectas. Esto ayudará a absorber toda la velocidad y la potencia de salto que la ola ofrece.

Mantén firmes las rodillas y no amortigües la ola. Una vez en el aire tira de las rodillas hacia arriba, hacia el pecho para maximizar la altura del salto.

Para mantenerte centrado, mientras estás en el aire, lleva la cuerda cerca de tu cintura y mantén la cabeza mirando hacia adelante, hacia el lugar de aterrizaje.

Al aterrizar evita inclinar hacia abajo o clavar la punta de la tabla. En su lugar, mantén las rodillas dobladas y la cola de la tabla un poco más abajo al legar al otro lado de la estela. Bloquear las piernas en el impacto puede sacudir tus articulaciones e incluso causar algunas lesiones bastante incómodas, especialmente si usted está aterrizando fuera de la estela, en la parte plana. Por último, mientras te alejas, mantén el mismo ángulo por unos momentos. Esto asegurará no clavar un canto y la consiguiente caída.

El último consejo es que saltes tan a menudo como puedas. Se necesitan años de práctica para ejecutar saltos perfectos cada vez, así que sigue trabajando en ello. Con un poco de práctica vas a volar más alto que nunca.

Wakeboard Fernando Compte