Hace ya años que se limitó el uso de motos de campo en España. A pesar de los esfuerzos de la comunidad motera, sólo se han conseguido pequeños avances y circular fuera del asfalto sigue estando restringido. ¿Podría pasar algo parecido con el wakeboard?

Wakeboard en pantanoEn Estados Unidos están apareciendo diversas iniciativas para prohibir la navegación de embarcaciones de wakeboard o con “dispositivos de mejora de la estela”. Por ejemplo en el río Willamette (Oregon) se ha llevado a la cámara de representantes un proyecto para obligar a navegar a ralentí a lo largo de 20 millas.

Las razones que se encuentran detrás de esto, habitualmente están relacionadas con el ecologismo, la protección de especies la erosión o la delimitación de zonas para bañistas y otros deportes acuáticos.

Concretamente, a partir de 2018 en el Pantano de San Juan el Ayuntamiento de San Martín de Valdeiglesias ha confirmado que se aplicará una nueva normativa. Ya existen dos zonas de baño autorizadas a las que las embarcaciones no pueden acercarse más de 100 metros, por lo que es posible que estas zonas se amplién en número y extensión.

En España ya hay otros casos concretos de restricciones en pantanos navegables a motor, pero se trata en general de situaciones temporales por escasez de agua, por nidificación de aves o protección de áreas concretas:

  • Pantano de Bolarque: Prohibida la navegación a motor desde el 1 de marzo al 31 de mayo de cada año, por nidificación de aves.
  • Pantano de Entrepeñas: Prohibida la navegación a motor en el Dique de Pareja.
  • Pantano de San Juan: Limitaciones en cuanto a número de embarcaciones, esloras y potencias de motores (si bien demostrando que la embarcación va a dedicarse al esquí o wakeboard, se evitan las limitaciones).
  • Pantano de Valdecañas: Se prohíbe la navegación durante el periodo comprendido entre el 1 de enero y el 31 de julio en la lámina de agua situada entre el puente de la carretera de Peraleda de la Mata a Bohonal de Ibor, y una línea situada a 1.700 metros al Suroeste de la orilla de la isla Valdecañas, línea que une la desembocadura del río Tajo y el cortijo del Guadalperal.
  • Pantano de Zorita: Prohibida la navegación a motor desde el 1 de marzo al 31 de mayo de cada año, por nidificación de aves.

Durante los años 1992 y 1993 en el Pantano de San Juan se prohibió la navegación por escasez de agua y necesidad de uso de sus aguas para consumo humano. En 1994 volvió a permitirse, a pesar de la frontal oposición de AEDEMAT, Ecologistas en Acción que lo calificó de “absoluta irresponsabilidad”.

Esperemos que no lleguen nunca medidas restrictivas, pero para evitarlas seguro que un uso responsable de las embarcaciones ayudará a evitar problemas. Buenas prácticas como evitar pasar cerca de áreas de atraque y estructuras fijas, o no hacer excesivas pasadas por un mismo sitio siempre son recomendables.