Prepárate para entretener, alimentar y cuidar de los más pequeños en tus jornadas de wakeboard y esquí acuático

Niños en barco de wakeboardSi llevas niños en la lancha, querrás asegurarte de que tengan una gran experiencia y esta no es una siempre una tarea fácil. Un día divertido en el barco de wakeboard o esquí acuático puede estropearse si no estás preparado para alimentar, entretener y cuidar a las personas más pequeñas a bordo.

Estos son los artículos que te recomendamos llevar para facilitar la tarea:

1. Plastilina

Tener un pequeño tarro de plastilina en el barco puede salvar a un padre que de otra manera se pasaría el día tratando de consolar a su bebé / niño aburrido que no está interesado en meterse al agua. Además, no mancha ni estropea la tapicería.

2. Abastecerse de productos divertidos para meriendas
Tienes que llevar la lancha llena de bocadillos para que los niños disfruten el viaje. Y es incluso mejor si tienes algunas cosas que los niños no comen habitualmente pero que les gustan.

¿Qué te parecería pedir además una pizza al punto de atraque? En muchos lugares es posible y a los niños les encantará.

3. Invita a sus amigos
Haz que cada uno de sus hijos traiga a dos amigos en el barco por un día y de repente serán muy populares. Además a tus hijos les encantará subir al barco porque tendrán otras personas a las que contar las normas y mostrar cómo van las cosas. .

Hinchable 4G
HO Sports 4G – 530,00€–600,00€

4. Un gran hinchable
A los niños les encantan los hinchables. No es ningún secreto, pero lo que he descubierto es que los niños están mucho más entusiasmados si tienes un hinchable grande que pueda acomodar a 4 o 5 niños.

5. Bandera de esquiador caído
Si el niño se convierte en responsable de ondear la bandera naranja en el instante en que alguien se cae, se divertirá y además estará ayudando.

6. Una caña de pescar
A los niños les encanta pescar, y es una actividad divertida. Comienza o termina el día pescando, cuando la pesca es buena y generalmente enganchará a sus hijos a la navegación.

7. Consigue un traje de neopreno
Una de las principales cosas más importantes que aleja a los niños de la navegación es el agua fría. Con un traje de neopreno podrán disfrutar el viaje. Recuerda que los niños se resfrían muy fácilmente, ¡así que asegúrate de mantenerlos calientes!

8. Dirígete a la playa para un picnic
Si todavía no has notado una tendencia, esta lista es realmente sobre cómo encontrar la manera de romper el día. Si subes a la lancha y esquías todo el día, será aburrido para los niños. Dediqua un tiempo a planificar las diferentes actividades que harán en diferentes momentos del día para que siempre haya algo que los niños deseen hacer

A la hora del almuerzo, creo que es bueno bajar del barco un rato. Los niños pueden correr por la playa o el puerto deportivo durante un tiempo y pueden tomarse un descanso de barco, ir al baño y coger todo lo que necesitan del coche.

9. ¡Explique las reglas PRIMERO!
Un error que cometí cuando comenzamos a llevar a niños en el barco fue que no los senté y les expliqué las reglas de seguridad al principio. La razón por la que esto fue un error es que pasé el primer viaje entero diciéndoles a los niños lo que no se les permitía hacer, ¡no era muy divertido para ellos!

Explícales que necesitan usar un chaleco salvavidas desde el momento en que suban al embarcadero hasta que volváis. Muéstrales zonas de peligro en la lancha como el arco, elementos a vigular como las cuerdas, cómo necesitan sentarse mientras se avanza, cuando pueden meterse en el agua y cómo actuar cuando hay un esquiador.

10. Enseña a los niños a conducir
Un barco no es un juguete, pero pueden girar el volante sentándose sobre el conductor. Siempre despacio y con la debida precaución de forma que se pueda corregir el rumbo si es necesario. A los niños les encanta, y con las debidas restricciones, no veo ningún peligro ya que puedo tomar el control en cualquier momento.

11. Conviérteles en DJ
¿Necesita otro entretenimiento en el barco para mantener a los niños entretenidos? Si tienes equipo de música con Bluetooth, pasa el teléfono a tu hijo para que controle el volumen y seleccione las canciones.

12. ¡Hazte con un barco a control remoto!
Si el niño es muy pequeño, puede que no se atreva mucho con los deportes de arrastre y que se aburra durante una larga jornada de esquí o wakeboard. Un barco de control remoto puede ser genial y convertirse en uno de sus juguetes favoritos, y no encontrará un mejor lugar para disfrutar de el que desde el barco.